Tucker La Tortuga y El Día al Revés

Por Angie Doria (traducida por Jorge)


Era un día tranquilo para la tortuga Tucker. Su mejor amigo colibrí estaba durmiendo encima de su caparazón. El sol resplandecía. Tucker quería darse un baño fresco en el arroyo que fluía tranquilamente.

“¡HIP!” Tucker dejó escapar un hipo.

El caparazón de Tucker giró sobre su cabeza. Picaflor salió disparado por los aires.

“Oh, no, el hipo NO”, suspiró Picaflor. “Rápido… Aguanta la respiración hasta que se te pase”.

colibrí ayudó a Tucker a mantener la boca cerrada. Uno, dos, tres, cuatro… Tucker volvió a soltar un hipo.

“Si esto es hipo”, dijo Tucker, “Tal vez sólo tengo que encontrarlo y decirle que se vaya”.

“Bien”, dijo colibrí. “¿Dónde lo encontramos?”

“¡HIP!”

El caparazón de Tucker giró una vez más.

“Será mejor que nos demos prisa”, dijo colibrí, “Me estás mareando”.

“Yo también me estoy mareando”, dijo Tucker, girando de nuevo su caparazón.

La mariquita Laura se posó en el caparazón de Tucker.

“¡Hip!”, exclamó Tucker.

Laura cayó al suelo. Se sacudió el polvo de las alas y dijo: “¡Un buen tirón de lengua es el mejor remedio que conozco para el hipo!”. Laura agarró la lengua de Tucker y tiró de ella tan fuerte como pudo. colibrí también tiró con fuerza.

“Se me está yendo de las manos”, exclamó colibrí.

“¡HIP!”

colibrí dio tres vueltas y cayó en un charco de barro.

“Justo después de mi baño matutino”, gruñó colibrí.

La rana Freddy pasó saltando.

“¡HIP!” Tucker estalló. “Freddy, ¿sabes dónde puedo encontrar al hipo?”

“No necesitas encontrar al hipo”, dijo Freddy. “Sólo tienes que saltar al ritmo de él”.

Tucker tenía las piernas cortas; apenas podía saltar. A pesar de esto, Tucker saltó tan alto como pudo.

“Vaya… casi haces caer a esa gran hormiga”, dijo colibrí.

“¡HIP!”

Tucker también derribó a Freddy fuera de su ritmo.

La abeja Jaspe bajó zumbando desde arriba.

“Prueba un poco de miel”, murmuró Jaspe. Llenó la boca de Tucker de miel.

“Creo que ha funcionado”, dijo Tucker con una gran sonrisa pegajosa.

“¡HIP!”

colibrí mantuvo la distancia.

“¡Hipo!”, dijo Tucker cuando Rebecca la mariposa apareció en su puerta. Vivía en una preciosa casita hecha completamente de flores. “Por favor, ayúdame a encontrar el hipo”, suplicó Tucker.

“Espera un momento; sé lo que hay que hacer”, dijo Rebecca. Le sirvió a Tucker algo para beber en el vaso más grande que tenía. “Bebe rápido y boca abajo”.

” ¿Escuchaste eso?”, exclamó Tucker. “Ha dicho: ‘Boca abajo’. Quizá esto me quite el hipo”.

“Claro”, dijo colibrí.

Tucker se puso boca abajo e intentó beber.

“¡HIP!”

La bebida púrpura se derramó sobre Becca, Tucker e incluso Picaflor.

“Tenía que ser de uva”, refunfuñó Picaflor.

“Están empezando a… ‘HIP’… a empeorar”, gritó Tucker.

La araña Spinner observaba desde su telaraña en lo alto. Ya sé, pensó Spinner, voy a espantar el hipo.

Spinner bajó. Le dio un susto a Tucker. colibrí se asustó tanto que las plumas de su cola salieron volando.

“ARAÑAS”, exclamó colibrí.

“¡HIP!”

Tucker se estrelló contra Spinner y lo mandó a volar. Spinner quedó atado en un nudo.

“Lo siento, Spinner”, dijo Tucker. Ayudó a Spinner a desatar los nudos.

“Asustar suele funcionar”, dijo Spinner frustrado.

“Claro”, dijo Picaflor, volviendo a meter las plumas de su cola.

Kayla, el caracol, pasó deslizándose lentamente. Cantó una canción muy suave y relajante.

Tucker estaba cansado. “¡HIP!” Estaba agotado. “¡HIP!” Sus párpados se cayeron. “HIP”. Cayó en un sueño profundo y fantasioso. “HIP…”

ZzzzzZzzzzzzZzzzzzz ZzzzzzzZZzzzzzz…

“¡Por fin encontró al hipo!” colibrí suspiró con alivio. Todos los amigos de Tucker se acostaron a dormir la siesta. Se acurrucaron todos juntos. Picaflor soltó un ronquido…

Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ…

¡HIP!

El fin.


Tiempo de preguntas

1. ¿Cuál es la mejor manera de quitar el hipo, según la mariquita Laura?

2. ¿Qué pretendía encontrar Tucker la Tortuga?

3. ¿De qué manera intentó Rebecca la mariposa ayudar a Tucker la tortuga?

4. ¿Qué ayudó a la Tortuga Tucker a deshacerse finalmente del hipo?

Rate this story
5/5